PUBLICIDAD DEL BLOG

jueves, 11 de agosto de 2011

Capítulo IV: Huevos y tuberías


Al salir de la tubería apareció en Ciudad Champiñón, en lugar de aparecer en la Isla de Yoshi, como debería haber aparecido, Mario era fontanero, pero no tenía ni idea de lo que había pasado en las tuberías, él conocía perfectamente las tuberías del Reino Champiñón y esa tubería debería haberle dejado en la cima de la montaña de la Isla de Yoshi. Pero ahora había un problema mucho mas importante que arreglar, el hallazgo del misterioso huevo de Yoshi que habían encontrado en el mundo real.

Mario decidió llevarlo al Castillo de la Princesa Peach para ver que hacer con el huevo de Yoshi. La Princesa le dijo que ella se encargaría de incubarlo hasta que rompa el cascarón. Mario se fue del castillo y se dedicó a intentar arreglar el problema con las tuberías.

La Princesa buscó la incubadora en la que ella estuvo metida mientras estuvo en el hospital (ya que a la princesa le encantaba guardar todos los recuerdos de su infancia) y metió en ella al huevo.

Mientras, Mario intentó descubrir el problema con las tuberías, y encontró algo muy sospechoso...

CONTINUARÁ

¿Qué te ha parecido? ¡Comenta!`


No hay comentarios:

Publicar un comentario