PUBLICIDAD DEL BLOG

domingo, 28 de agosto de 2011

Capítulo VII: ¡Recuerdos fuera!

Mario conservaba esos 300€ tras introducirse por error en el mundo real, estaba arreglando el desagüe de su bañera (al fin y al cabo, es fontanero desde siempre) y se introdució por ella sin querer y acabó en cierto lugar llamado "Reino Champiñón" * y le gustó tanto que decidió quedarse, y conservó sus 300€ (o ahora que lo pienso mejor, dólares) de recuerdo, ya que nunca esperaba quedarse atrapado en el mundo real... Y sobre todo en París, lejos de su casa (antigua) Gastarse el dinero de recuerdo era bastante arriesgado, ya que le iba a llegar a su casa sin un simple penique.

Pero ese problema no era el mas importante, el problema de verdad era: ¿Le llegaría el dinero? Mario pensó en el momento de llegar al reino "es solo un recuerdo", así que se lo decidió guardar en un bolsillo de su peto, y utilizar los muchos bolsillos de sus pantalones para champiñones, monedas y demas ítems.

Mario llegó al aeropuerto y la cuenta del taxi no era muy grande, 10€, Mario quiso pagar con un billete de 10, pero decidió ahorrarse los billetes para complicarse menos y... pagó con mas dificultades.


La cara del taxista se transformó completamente en la de Bowser... ¡todo es cambio!

Al llegar al aeropuerto... Mario se sobresaltó al ver los vuelos... ¡El de Nueva York salía a las 2:00h de la mañana! Y en la hora parisina eran las 2, si... pero de la tarde. Mario decidió aprovechar el tiempo para recaudar dinero.

-----------------------------------------------------------------

*: Según la serie de TV de "Super Mario Bros. 3"

CONTINUARÁ


miércoles, 17 de agosto de 2011

Capítulo VI: Aventura en las afueras

Mientras Mario caía por la tubería, rezaba para que aterrizase en Ciudad Champiñón... Pero aterrizó en el lugar más inesperado... ¡en el mundo real! Pero lo que Mario no se esperaba es que esa era la típica tubería que aparecía repentinamente y al rato desaparecía. Y no le dió tiempo a subirse de nuevo a la tubería. ¡¡¡Mario estaba atrapado en el mundo real!!! Y de allí ya era muy difícil salir por una tubería... por que no había ninguna, la única que él conocía era la que estaba en la casa en la que vivía antes de llegar (por accidente) al reino Champiñón. Esa casa estaba en Nueva York, pero llegó a una ciudad muy diferente:



Llegar a Nueva York era la única forma que tenía Mario de volver al Reino Champiñón, Mario pensó que tenía que viajar a Nueva York para poder llegar al Reino Champiñón. Mario tenía previsión de 300€, y el esperaba que le llegara, ya que en Paris las cosas están... muy caras. Mario decidió coger un taxi al aeropuerto y encontrar un tren avión que le llevase a Nueva York...

CONTINUARÁ


AVISO IMPORTANTE: ME VOY DE VACACIONES DURANTE UNA SEMANA A PARTIR DE MAÑANA, ES DECIR, QUE NI RESPONDERÉ COMENTARIOS NI PUBLICARÉ LA HISTORIA.

martes, 16 de agosto de 2011

Capítulo V: Si eres fontanero...

Mario intentó meterse en la tubería que supuestamente llevaba al subterráneo de Ciudad Champiñón, que era exactamente de la que había salido antes, pero en lugar de aparecer en el subterráneo, apareció en el subterráneo de la Isla de Yoshi, lo supo tras ver su cartel de bienvenida que decía así:


Ese cartel nunca había dejado de estar ahí, desde luego, la cosa estaba muy mala. ¡Algo le pasaba a las tuberías!

De repente, un Yoshi bastante nervioso salió de la tubería, empujando a Mario a su paso. El Yoshi se disculpó y le dijo a Mario. "Menos mal... ¡Desde que fui a visitar a mi amiguito a Pueblo Koopa nunca he conseguido llegar a la isla! ¡¡¡Y he aparecido en el subterráneo!!!" Tras oír al Yoshi decir eso, Mario le respondió. "Ya ha sido difícil llegar hasta aquí... Pero para subir a la isla la cosa tendría que ser difícil." Mario le dijo que no se separase de él, por que, alguna vez, entre tanta tubería, llegarán a la superficie de la Isla. Mario decidió volver a Ciudad Champiñón por la misma tubería de la que había entrado. Pero en lugar de ello aparecieron directamente en la superficie de la Isla. El Yoshi le dió un abrazo a Mario y se fue, pero Mario estaba inmóvil. ¡No sabía que pasaba!

Mario intentó meterse otra vez en la tubería a ver a donde le iba a llevar ahora. Pero justo antes de meterse, sonó una voz muy fuerte que decía "¡¡¡MARIOOOOO!!!". Mario giró la cabeza y descubrió a un Toad que se acercaba rápidamente hacia él. El Toad llegó y le dijo a Mario lo siguiente: "Estaba visitando a mi amigo Yoshi cuando he recibido una llamada urgente de la Princesa, me ha dicho que, si acaso te veía, te dijese que la Princesa quiere verte. No se por qué, pero me lo dijo como si estuviera nerviosa por algo.

Mario volvió (o... lo intentó)

CONTINUARÁ

Tu opinión nos hace muy felices. ¡Deja comentarios!


jueves, 11 de agosto de 2011

Capítulo IV: Huevos y tuberías


Al salir de la tubería apareció en Ciudad Champiñón, en lugar de aparecer en la Isla de Yoshi, como debería haber aparecido, Mario era fontanero, pero no tenía ni idea de lo que había pasado en las tuberías, él conocía perfectamente las tuberías del Reino Champiñón y esa tubería debería haberle dejado en la cima de la montaña de la Isla de Yoshi. Pero ahora había un problema mucho mas importante que arreglar, el hallazgo del misterioso huevo de Yoshi que habían encontrado en el mundo real.

Mario decidió llevarlo al Castillo de la Princesa Peach para ver que hacer con el huevo de Yoshi. La Princesa le dijo que ella se encargaría de incubarlo hasta que rompa el cascarón. Mario se fue del castillo y se dedicó a intentar arreglar el problema con las tuberías.

La Princesa buscó la incubadora en la que ella estuvo metida mientras estuvo en el hospital (ya que a la princesa le encantaba guardar todos los recuerdos de su infancia) y metió en ella al huevo.

Mientras, Mario intentó descubrir el problema con las tuberías, y encontró algo muy sospechoso...

CONTINUARÁ

¿Qué te ha parecido? ¡Comenta!`


sábado, 6 de agosto de 2011

Capítulo III: El huevo misterioso

Mario estaba ansioso por llegar a esa tubería y rescatar a su queridísimo hermano. Fue un largo camino, tal que Mario pensó que la isla de Yoshi era mucho más pequeña, esa tubería supuestamente era la que llevaba al subterráneo de la isla, según los Yoshis. Al llegar a la tubería, Mario no se lo pensó y se introdució en la tubería a una velocidad vertiginosa. Los Yoshis le gritaban "¡Buena suerte!" o "¡Estamos seguros de que lo vas a conseguir!"

Todos esos ánimos pusieron feliz a Mario, fue un largo viaje... pero inesperado. Al llegar hasta abajo... ¡Vió que eso no era el subterráneo de la isla...! Coches, edificios... ¡¡¡Había llegado al mundo real!!! Mario se desconcertó... el ya se había introducido muchas veces por esa tubería y siempre le había llevado al subterráneo de la isla... Mario pensó que esto era cosa de Bowser.

De pronto, Mario descubrió a mucha gente en círculo. Por si acaso, Mario decidió meterse en la multitud para ver que había. Mario se quedó atónito al ver que era... ¡Un huevo de Yoshi!


Mario se llevó el huevo y se volvió a introducir disimuladamente para que nadie lo viese entrar en la tubería. Esta vez, Mario no llegó a la isla de Yoshi como tenía que haber llegado. ¡Apareció directamente en el subterráneo de la Isla de Yoshi!

Mario estuvo explorando ese insólito lugar, pero no había nadie, ni siquiera Goombas ni Plantas Pirañas. Mario decidió volver. Se introdució de nuevo en la tubería.

CONTINUARÁ

¡Comenta sobre este episodio!


jueves, 4 de agosto de 2011

Capitulo II: Un Yoshi, dos Yoshis.

Las princesas se sobresaltaron al oír eso, tras el gran tiempo que había estado fuera parecía imposible que Luigi no hubiese aparecido. Si ellas fueran Mario ya lo hubiesen encontrado. Esto no podía significar otra cosa, que ellos no quisieron ni imaginarse. Luigi estaba en un grave peligro. Todos estaban intranquilos y charlando entre ellos mientras pensaban donde podían estar y como encontrarle y traerle de vuelta a Ciudad Champiñón. De repente, vinieron unos Toads intranquilos diciendo con un índice de nerviosismo exagerado: "M-m-mario... ven a...a...al...jar-j-jardín"

Exactamente, aquellas palabras de los Toads eran muy importantes. ¡Dos Yoshis estaban en el exterior del castillo deseando hablar con Mario! Cuando en las pupilas de los Yoshis se vió reflejada la imágen de Mario saliendo del castillo, empezaron a hablarle: "Mario... tenemos noticias sobre Luigi". Mario se sorprendió y se sintió feliz mientras que el otro Yoshi le decía: "En las noticias de la Isla de Yoshi, nuestros reporteros encontraron a Luigi introduciéndose por una tubería" Esa tubería se encontraba en nuestra propia isla, cuando de repente, escuchamos un grito desgarrador... ¡de Luigi!... Tememos por lo que le haya pasado.

Mario pidió a los Yoshis acompañarles hacia la isla. Los Yoshis aceptaron el favor y se dirigieron hacia allí con Mario montado a lomos... al llegar a la isla de Yoshi, todos los Yoshis estaban fuera de sus casas realizando una asamblea. Mario decidió unirse a ellos y a su conversación, Mario ya se imaginaba de lo que estaban hablando... y exactamente... de "eso" estaban hablando. Todos los Yoshis, algunos Toads, algunos Goombass y Koopas amables y Mario estaban ideando un plan. Tras percatarse de que vino Mario, supieron que su plan había funcionado a la perfección.

Los Yoshis acompañaron a Mario hasta la tubería en la que había caído Luigi.

CONTINUARÁ

Da tu opinión sobre este capítulo dejando un comentario.


martes, 2 de agosto de 2011

Capítulo I: Luigi desaparecido

Era un día apetecible en el Reino Champiñón, Mario volvía de derrotar a Bowser y salvar a la princesa, todos los Toads estaban muy contentos y no dejaban de alabar a Mario. Estaban todos los Toads saludando pero... faltaba alguien... ¡Sí, era Luigi! No estaba por ningún lado, Mario se percató de eso y empezó a volver la cabeza como un loco, pero seguía sin ver a Luigi. Sí, si, todos los Toads, Yoshis, Donkey Kongs, Daiys y Goombas entristecidos y cabizbajos pero ninguna señal de Luigi. Mario empezó a sentirse preocupado y decidió abrirse un camino hacia la multitud y seguir por la Tierra Lineal en busca de Luigi.

Recorrió grandes peligros, estampidas de Goombas, cogió muchos champiñones... y al llegar a los límites del reino. No descubrió ni rastro de Luigi... ¡y mira que buscó hasta en el castillo del dolido Bowser! Nada... ¡ni rastro!

Volviendo con la cabeza más baja que jamás se le pudiese haber visto. Y se sentó en una pequeña roca al lado de su casa, varios Toads acudieron a consolarle.

"Mario, te hemos visto muy cabizbajo, que te pasa", dijo el Toad 1, "Pfff... ¡pues que Luigi ha desaparecido!", respondió Mario. "Hmm... eso es un problema muy grave", dijo el Toad 2. "¡Vamos juntos al castillo", dijo el Toad 1.

Y dicho y hecho, Mario se dirigió al castillo para hablar con Peach, también descubrió que estaba allí también Daisy... ¡pero no estaba Luigi!. Peach y Daisy vieron a Mario muy triste y le preguntaron si le pasaba algo. Casi llorando, él respondió: "¡¡¡Luigi está...!!!" Peach y Daisy le respondieron: "está... ¿qué?... y Mario dijo después con un grito de desesperación: "¡¡¡DESAPARECIDOOOOOO!!!

CONTINUARÁ

DEJANOS TU COMENTARIO SOBRE ESTE CAPÍTULO ¿TE HA GUSTADO?


Hasta otra.


¡Hola a todos!

He decidido empezar a hacer una historia sin fin basada en los juegos y todo lo demás de Mario Bros. ¡aparecén casi todos los personajes! Ya empezaré a publicar. De momento, sed pacientes.

Esta es la firma del blog:


Hasta otra.